Liderkit por Dentro: Esteban Soria

Natural del municipio cordobés de Lucena, Esteban Soria llegó a Liderkit en 2006, año en el que comienza a prestar sus servicios como conductor a la compañía de carrocerías en kits ubicada en Guarromán cosechando resultados favorables durante 14 años de dedicación.

Actualmente, Esteban Soria forma parte del departamento Comercial de Liderkit, un puesto que se ha ganado a pulso porque durante todo este tiempo siempre ha estado vinculado al sector de la logística y el trato con el cliente. Según cuenta, el objetivo de este departamento es «cubrir el área nacional y Portugal junto con otros compañeros». Asimismo, Soria tiene que visitar en numerosas ocasiones a los clientes, además de programar los viajes y elaborar la planificación de las rutas que sus compañeros y él mismo van a realizar.

El departamento en el que desempeña su labor es muy competente, compuesto por personas con una dilatada trayectoria y muchos años de experiencia. En palabras de Soria, «esto ayuda a la gente joven que se va incorporando y también evita que se cometan errores, lo que nos lleva a construir un equipo bastante completo y profesional». En cuanto al alcance de las expectativas con respecto al año pasado, «se han cumplido en casi todos los países, pero hay que seguir trabajando día a día y no bajar la guardia».

Por otro lado, cuenta con múltiples anécdotas y experiencias vividas, pero prefiere quedarse con todo lo vivido porque «he visto o circulado por países que no pensaba que iba a visitar gracias a mi puesto de trabajo». Y no se trata únicamente de conocer otros lugares, sino de vivir aventuras inimaginables, como «cuando fui a Rumanía durante 17 días por motivos de trabajo y me pasó de todo, se me rompió el vehículo y se me quedó colgado el puente grúa en la arquillada del camión», recuerda Esteban.

Lo que más le gusta de su trabajo es, según explica, «el trato con las personas, tanto de oficina, como de taller, ya que es una relación muy familiar». También le gusta todo lo que le aporta su trabajo, como ir aprendiendo cosas nuevas que le empujan a afrontar los días con «ilusión y ganas de conseguir retos y objetivos nuevos», asegura. Por último, destaca el valor que le proporciona la gente que trabaja a su lado, «compañeros de los que aprender y en los que me voy a fijar para en un futuro ser como ellos».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *