El nuevo sistema de pintado de Liderkit: calidad, seguridad y sostenibilidad

Liderkit, empresa líder en la fabricación de carrocerías en kits para montar, ha desarrollado un sistema de pintado al polvo que ofrece múltiples ventajas en cuanto a productividad, calidad, seguridad y sostenibilidad, lo que certifica el esfuerzo y el compromiso de la compañía jiennense por posicionarse en el mercado mundial con productos versátiles y respetuosos con el medio ambiente.

Este nuevo proceso de pintura en polvo consiste en aplicar una pintura de poliéster en partículas cargadas electroestáticamente sobre unas piezas con carga contraria, de manera que, a través de esta técnica electroestática, la pintura se adhiere al metal. Posteriormente se realiza una polimerización de las partículas de polvo tras introducirlas en el horno 25 minutos aproximadamente y a una temperatura de 200 grados. Este procedimiento hace que las partículas de polvo se fusionen hasta provocar su endurecimiento.

Un sistema que cuida al detalle cada pieza

Esta nueva técnica de Liderkit se preocupa de que cada pieza esté en perfectas condiciones para recibir la pintura de forma adecuada y evitar que el resultado no sea el deseado. En este sentido, la producción abarcaría una serie de pasos:

  1. En primer lugar, el pretratamiento físico de la pieza con el objetivo de eliminar proyecciones de soldadura u otros desperfectos.
  2. A continuación, las piezas se cuelgan de unas guías móviles.
  3. Se realiza un segundo pretratamiento, aunque esta vez químico, de las piezas con la intención de asegurar una correcta adherencia de la pintura al sustrato.
  4. Llegados a este punto, se ejecuta la pulverización de imprimación en polvo sobre las piezas, y estas a su vez se polimerizan en el horno durante 25-30 minutos.
  5. Acto seguido, se somete a otra pulverización, pero esta vez de la pintura en polvo, con el color deseado y se procede a la polimerización de la pintura en el horno entre 25 y 30 minutos.
  6. Para finalizar, se somete a inspección el acabado de la pieza y, si todo está correcto, se descuelga de las guías móviles en la que estaba enganchada desde el principio.

Múltiples ventajas con el sello de calidad de Liderkit

La pintura en polvo es un procedimiento que aporta una serie de beneficios con respecto a sistemas de pintura líquida tradicionales, entre los que destacan las mejoras productivas, ambientales, de seguridad y calidad.

En cuanto al nivel productivo, esta técnica aporta mayor facilidad de aplicación; menor tiempo de espera entre pintado y manipulación de las piezas, lo que permite una reducción del plazo de entrega, y un incremento de la productividad.

Las mejoras ambientales y de seguridad también son importantes, ya que son pinturas que no contienen compuestos orgánicos volátiles (COVs), altamente contaminantes para el medio ambiente y los trabajadores. Por otro lado, no son inflamables, por lo que su almacenamiento y manipulación son seguros.

Por último, la calidad mejora considerablemente al permitir una gran homogeneidad de la capa y control de espesores, altas propiedades mecánicas y de resistencia a la abrasión, fácil detección y reparación de defectos, y un magnífico acabado.

La innovación y el diseño de nuevas herramientas y técnicas son claves en el crecimiento y éxito de Liderkit. Su constante esfuerzo en I+D+i no es casualidad, ya que la empresa de carrocerías en kits para montar quiere consolidarse todavía más en el mercado mundial ofreciendo productos y servicios de una calidad superior a la de la competencia.

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *