Carrocerías y transporte de mercancías en función del tipo de carga

La logística es un terreno complejo y repleto de detalles y procesos. Uno de ellos es el transporte, ya sea aéreo, marítimo o terrestre, que permite trasladar materias primas, productos manufacturados y otras mercancías de un lugar a otro para su distribución y posterior consumo. La carga, sin embargo, no se transporta ni de la misma manera ni en las mismas condiciones, por lo que es necesario contar con empresas experimentadas en la confección de distintos modelos de carrocerías para camiones y furgones que se adapten a las necesidades de los clientes.

Además, hay que tener en cuenta que existen diferentes tipos de carga y esta diversidad condiciona el medio de transporte. En este sentido, Liderkit destaca por la fabricación de distintos modelos de carrocerías que se ajustan a las demandas de cualquier manufactura.

Por carga entendemos el conjunto de bienes y mercancías protegidas por un embalaje que permite su movilización de manera rápida. La tipología es amplia y, de este modo, podemos encontrarnos con la carga general, perecedera, frágil y a granel y peligrosa.

Carga general

Aquella que se suele transportar en cantidades pequeñas e independientes y que se presenta en estado sólido, líquido o gaseoso. Los productos que se clasifican dentro de este marco deben cumplir con estrictos requisitos:

  • Que no representen un riesgo para la salud.
  • Contar con un período de duración prolongado.

A su vez, y según las características, se puede catalogar en fraccionada (es decir, aquellos bienes individuales como sacos, paquetes y cajas), o unitarizada, compuesta por artículos agrupados en contenedores.

Modelos de Liderkit como Sándwich, Aluminio, Plywood o Poliéster están fabricados con materiales resistentes para proteger la mercancía. Además, algunos ejemplares se prestan a incorporar bandas de amarre y raíles de carga para la correcta sujeción de la misma.

    Carga perecedera

    Algunos productos, como es el caso de los alimentos, se van deteriorando con el paso del tiempo y pierden algunas de sus propiedades. Por ello, precisan de un medio de preservación adecuado que mantenga un control óptimo de la temperatura para que las características no se vean perjudicadas, por ejemplo, a la hora de mantener su olor o sabor. Dentro se enmarcan las frutas, verduras, carne, pescados y lácteos, entre otros.

    En este sentido, los productos Isotermos de Liderkit son una buena opción, homologados y con paredes preparadas para soportar y aislar la mercancía de temperaturas exteriores.

    isotermos-g1-11-636x411-1

    Isotermo de Liderkit para conservar alimentos y otros productos en óptimas condiciones

    Carga frágil

    Todo aquel producto que necesita un transporte especial, ya que su traslado debe llevarse a cabo de forma prudente, incluyendo el embalaje y la manipulación del mismo.

    En el modelo Botellero de Liderkit encontramos un buen servicio para tal fin. Los laterales se abren con sencillez gracias a sus dos cartolas de cierre verticales de aluminio. Una carrocería apropiada para el reparto de bebidas, que se envasan en botellas y presentan una delicada fragilidad.

    Botellero-3

    El modelo Botellero de Liderkit ofrece facilidades a la hora de cargar y descargar botellas

    Carga a granel y peligrosa

    Se trata de productos que se trasladan en grandes cantidades y sin embalaje, por lo que se depositan directamente en el interior de la carrocería del camión que se encarga de su desplazamiento o en compartimentos acondicionados. Esta carga puede ser sólida (abonos, fertilizantes o minerales), líquida (petróleo, gasolina y lubricante) o gaseosa (butano, propano, etc.). También existe la variante peligrosa, con la que se debe extremar la precaución por sus propiedades explosivas, venenosas, corrosivas o radiactivas.

    Posted in:

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *